julio 12, 2024

Peugeot y la electrificación: los modelos que se adelantaron a su época

Peugeot e-2008

El desarrollo de vehículos eléctricos no es nuevo para Peugeot. Su primera experiencia fue con el pequeño VLV en 1941, luego experimentó con modelos como el 104 o el 205 durante la crisis del petróleo de los años 70, que derivó en la producción del 106 eléctrico entre 1993 y 2003. Actualmente, la marca del león cuenta con versiones 100% eléctricas de sus modelos 208, 2008 y 3008 y en toda la gama de vehículos comerciales.

El camino de la electrificación de Peugeot no fue muy diferente al de otros fabricantes. Durante décadas la producción se centró en vehículos con motores a combustión y los ejemplares ‘cero emisiones’ hicieron parte de la experimentación pensando a futuro. En el caso de la marca francesa algunos modelos se quedaron en Concepts, pero otros si llegaron a producirse en serie.

Peugeot VLV: el pionero

El primer vehículo eléctrico con la firma del león fue el Peugeot VLV. El vehículo se lanzó en mayo de 1941 y se fabricó hasta inicios de 1943, siendo la solución de la marca francesa a las restricciones de combustible impuestas durante la Segunda Guerra Mundial.

Peugeot VLV

Pensado para un uso eminentemente urbano, este bi-plaza cabrio fue utilizado principalmente por médicos y carteros. Contaba con 4 baterías de 12 V, que desarrollaban una potencia de 3,2 HP y se podían recargar en cualquier enchufe. El VLV (vehículo ligero de ciudad, por sus siglas en francés) tenía una autonomía de entre 75 y 80 Km y tenía una velocidad de 36 Km/h.

En total, se fabricaron 377 unidades de este modelo, hasta que las autoridades prohibieron su producción en 1942 durante el Estado Francés, al que se le conoció informalmente como régimen de Vichy.

El 106 eléctrico

El segundo gran esfuerzo de Peugeot en el ámbito de la propulsión eléctrica llegó durante la crisis del petróleo de los años 70. Inicialmente, se tomó como base el Peugeot 104 para crear un prototipo en asociación con Alsthom (baterías) y EDF (Electricité de France).

En 1982 como parte de una colaboración entre PSA y SAFT se realizaron pruebas en 20 unidades del Peugeot 205. Sus resultados abrieron el camino al desarrollo de una versión eléctrica del furgón J5, de la que se entregaron 50 unidades a la petrolera ELF en 1989.

106 eléctrico

El gran paso se dio en 1995 con la comercialización de una versión eléctrica del Peugeot 106. Previo a su lanzamiento se realizó un experimento de car sharing en asocio con EDF, la plataforma de vehículos compartidos Autolib y la comunidad de ciudades de La Rochelle desde 1993 hasta finales de 1995.

Con una velocidad máxima de 110 Km/h y la posibilidad de cargar un 80% de su batería en 2 horas (y el 100% en 6 horas) se convirtió en una opción competitiva para entornos urbanos, pese a sus 80 Km de autonomía.

Peugeot iON Concept

Presentado en el Salón del Automóvil de París en 1994, el Peugeot iOn Concept era la interpretación de la marca del león sobre lo que debía ser la movilidad urbana en el futuro. Se trataba de un automóvil compacto de 3,32 metros de largo y 1,60 m de ancho que ofrecía un nivel de equipamiento adelantado a su tiempo: reproductor de CD, teléfono manos libres, pantalla LCD y espacios para videojuegos de niños. Al Ion Concept lo movía un motor de corriente continua de 20 kW, alimentado por baterías de níquel-cadmio.

iOn Concept

El iOn de serie llegó a los mercados en 2009, siendo el primer modelo 100% eléctrico de Peugeot. Monta un motor de 63 HP y 180 Nm de torque, que compartía con el C-Zero de Citroën y el i-MiEV de Mitsubishi. Gracias a sus baterías de ion litio lograba una autonomía de 150 Km. Por su tamaño y maniobrabilidad este vehículo era ideal para el tráfico urbano.

La nueva visión

La oferta de eléctricos actual de Peugeot la componen carros de todo tipo de segmentos. Desde los vehículos comerciales como e-Partner, e-Rifter, e-Expert, e-Traveller e e-Boxer, SUV como e-2008, compactos como el e-208, o el sedán de gama media e-308. De igual modo, está previsto que llegue a los mercados el e-408, versión 100% eléctrica de este modelo, desarrollado sobre la plataforma EMP2.

Con autonomías que superan los 200 o incluso los 400 kilómetros y tiempos de carga entre los más rápidos de su categoría, los vehículos eléctricos Peugeot combinan eficiencia y confort de marcha. Las baterías con sistema de regulación térmica pueden cargarse al 80% de su capacidad en sólo 30 minutos desde un cargador público o una electrolinera de 100 kW.

Más de Peugeot en Motor City: Peugeot 3008: un león refinado y aplomado (Prueba)

Peugeot 2008, 208 y 308

Lanzado en 2019, el Peugeot e-208 es la alternativa para quienes buscan un vehículo ‘cero emisiones’ sin necesidad de sacrificar aspectos como el diseño exterior, habitabilidad o confort. Su motor entrega 100 kW (134 HP) de potencia y acelera de 0 a 100 Km/h en 8,1 segundos.

La nueva generación del Peugeot 2008 incorpora la nueva imagen con la firma luminosa en forma de garras identitaria de los modelos más recientes de la marca. Bajo el capó del 2008 encontramos un nuevo motor eléctrico de 154 HP (115 kW) que ofrece una autonomía de 406 kilómetros según el ciclo WLTP.

A inicios de 2024 se sumará la mecánica HYBRID de 48 V Puretech 134 HP, que irá acoplada a una nueva transmisión electrificada de doble embrague y 6 velocidades.

El Peugeot e-308 es el primer vehículo de la marca que ofrece en su gama tres tipos de energía: térmica, híbrida enchufable y 100% eléctrica. Incorpora el nuevo motor eléctrico de 154 HP (115 kW) que ofrece una autonomía de 410 kilómetros según el ciclo WLTP.

En cuanto a tecnología el e-308 cuenta con ayudas a la conducción de última generación como el Drive Assist 2.0, que incluye control de crucero adaptativo con función Stop & Go, sistema de vigilancia de ángulo muerto de largo alcance (75 metros) y la alerta de tráfico trasero.

Vehículos comerciales eficientes y versátiles

El Peugeot e-Rifter es un monovolumen con aires de SUV el cual se destaca por su espacio interior en el que puede ubicar hasta 7 ocupantes (versión Long). A nivel de prestaciones,su batería de iones de litio de 18 módulos cuenta con una capacidad de 50 kWh, lo que le permite desarrollar 134 HP / 100 kW de potencia y 260 Nm de torque. Este automóvil tiene una autonomía declarada de hasta 280 Km según el ciclo WLTP.

El e-Rifter cuenta con una capacidad de carga entre 1.050 a 4.000 litros y una capacidad de remolque de 750 Kg.

Peugeot Traveller

Por su parte, el Peugeot e-Traveller está pensado para particulares y profesionales del transporte de pasajeros que buscan un vehículo que cubra sus necesidades de confort y amplio espacio interior y sume las ventajas de la tecnología eléctrica como la eficiencia.

El e-Traveller es además versátil ya que se ofrece en tres tamaños (Compact, Standard y Long) y dos autonomías diferentes (230 Km y 330 Km). Su altura máxima de 1,90 metros, permite acceder sin problemas a parqueaderos subterráneos.

La marca comercializa también los Peugeot e-Partner, e-Expert e e-Boxer por lo que toda su gama de vehículos comerciales tiene versiones 100% eléctricas. Además de sus prestaciones se destacan por su versatilidad ya que se pueden adaptar a diversas actividades a través de carroceros.

Información y fotos: Prensa Peugeot