mayo 23, 2024

Lanzamiento para Colombia: Ford Mustang GT 2024

El primer contacto que los periodistas tuvimos con este carro, la tradición continúa pero se renueva. ¿Será un éxito? Solo el tiempo lo dirá para el Ford Mustang GT 2024.

Fue lanzado al mercado colombiano apenas un día después de cumplir 60 años de existencia, la séptima generación del Ford Mustang, el “pony car” más exitoso de todos, con una estética ligeramente actualizada y trazos más cincelados, si se quiere. 

Es el único Pony Car que queda, ya que al parecer a Chevrolet y a Dodge se les cayeron los huevos (las regulaciones ambientales tampoco ayudaron mucho) y retiraron el Camaro y el Challenger, respectivamente.

El Ford Mustang GT 2024 Premium ahora viene con el parque Performance incluido. Mantiene el venerable motor Coyote V8 de 5.0 litros de 486 HP y 567 Nm de torque. Repite en este carro la transmisión automática ZF de 10 velocidades que comparte con el F-150 Raptor y el difunto Chevy Camaro. Line Lock, Launch Control repiten también y se incluye una función de cronometrador de pista llamado Track Apps.

Lo curioso es que el Mustang tiene el primer freno de mano electrónico que le permite derrapar a gusto. Dentro del paquete “Performance”, se incluyen aspectos como rines de 19” progresivos (225 adelante y 275 atrás) con llantas Pirelli P-Zero, sistema AdvanceTrac, suspensión y chasis reforzados pensando en el uso en pista, alerón trasero elevado, y por último, pero no menos importante, un diferencial TORSEN de deslizamiento limitado.

Los enormes frenos firmados por Brembo reciben ahora 6 pistones adelante y 4 atrás  para los calipers porque nos podremos reír y hacer broma de todo, pero creo que el apartado de los frenos son lo único que en un carro se debe tomar extremadamente en serio.

Ah, cómo olvidar el upgrade más significativo, el alerón trasero, del tamaño justo pero sin pecar de discreto.

La función de arranque remoto con la llave ahora tiene una función que es cuando menos, curiosa. No solo pone en marcha el motor, sino que tiene la opción de mantener 2.000 RPM o subir hasta 5.000 RPM de aceleración. Algunos podrán decir que es una gran forma de llenar de carbón las culatas a mediano plazo, pero lo dejamos a cada quién.

En el interior Ford está haciendo cosas interesantes, cómo instalar un puerto USB en el espejo retrovisor central para que se pueda instalar a gusto una cámara frontal o dashcam, porque no hay que dar papaya y si no está en video, no pasó. Cuantos usaran esa cámaras para grabar sus sabrosuras en la calle y la pista, no lo sabemos, pero seguramente los veremos pronto en algunos canales de YouTube.

Sin embargo, lo que sí odié fue que Ford sucumbió a la tentación de meterle pantallas al cuadro de instrumentos y además integrarla con una enorme pantalla de consola central, como si el conductor promedio de un Mustang no tuviese ya suficiente distracción en las manos entre el sonido del V8, la potencia disponible y un chasis afinado con suspensión trasera independiente, algo que aún es relativamente nuevo en este modelo de la firma de Dearborn. Además da pie a que cuando se apague el carro, deje una pantalla llena de huellas digitales que se ven poco y nada agradables.

El resto del interior es business as usual, con un avanzado sistema de sonido Bang&Olufsen con 12 parlantes y subwoofer de baúl, la posición de conducción baja, y todos los controles a la mano en la mejor disposición que encontraron los ingenieros de la marca. Aunque lamentablemente perdió ese diseño simétrico tan clásico del millaré. Ford apunta a que en confort y maniobrabilidad, la séptima generación del Mustang aumente su potencial como carro de uso diario, algo que hasta ahora solo logra de manera relativamente exitosa el Porsche 911.

En Colombia la marca ofrece 4 opciones de colores, como Rojo Metálico, Plata Puro, Negro Sombra y Azul Capri, y la lista de accesorios disponible deja poco que desear: stickers de capó en franjas negras anchas están disponibles, junto con un spoiler de techo, que la marca aclaró que no es funcional, sino apenas bonito, al igual que el decklid trasero en piano black para darle un aire de los años 60. 

Otra de las opciones, que me parece que puede tener más éxito, son los louvers negros, o rejillas, que irían sobre la ventana lateral trasera y le dan un aire a Fastback. Ante esa opción, solo lamento que Ford Colombia no ofrezca como opción el color Dark Highland Green para lograr un convincente homenaje al Mustang de la película “Bullitt”.

También hay disponibles ruedas RTR Tech 7 para que se vea mucho mejor, y son más ligeros que los rines stock.

Pero la nota alta de la noticia es haberle escuchado a José Llanos, el nuevo presidente de Ford Colombia, que el Mustang permanecerá, al igual que su motor de 8 cilindros en V.

Ante semejante despliegue de características, Ford no tiene recato para sugerir un precio de venta al público de $249’990.000, aunque creo que es de los pocos carros que vale cada centavo, pues ya no es una caricatura del músculo estadounidense, sino un cupé deportivo V8 más que capaz de dejar a sus contrapartes europeas mordiendo el polvo.