mayo 22, 2024

General Motors anuncia cierre de la planta de GM Colmotores

Luego de 67 años, Colmotores dejará de ensamblar carros en Colombia.

Abril termina con una noticia devastadora para la industria automotriz colombiana, pues General Motors Suramérica, el brazo de la corporación de Detroit que controla las operaciones de Colombia y Ecuador, tomó la decisión de dejar de ensamblar vehículos en el país, mientras que tramita ante el Ministerio de Trabajo el despido colectivo de sus 850 trabajadores especializados.

Luego de 67 años se dejarán de ensamblar los kits CKD de los automóviles de Chevrolet en Colombia, que hasta hoy, estaban representados por un solo modelo, el Joy (que otrora fuese el Onix de primera generación) en versiones sedán y hatchback, y de los buses y camiones Chevrolet con tecnología Isuzu, que aunque enfrentaban fuerte competencia de sus contrapartes chinas, mantenían a flote a la hoy desaparecida ensambladora, la primera que fuese constituida en el país.

El desmonte de la planta de Colmotores en Bogotá y de sus herramientas inició al tiempo que se hizo el anuncio, y la fábrica pasará a operar con una planta muy reducida durante el proceso.

Pero la noticia también afecta a Ecuador, donde está la planta ensambladora de GM OBB del Ecuador, antes conocida como OBB Ómnibus: desde finales de agosto de 2024, dicha fábrica también dejará de armar los Chevrolet Sail de tercera generación y la Chevrolet D-Max de segunda generación, aunque esta última no se comercializaba ya en Colombia.

Según el único comunicado emitido por General Motors, Santiago Chamorro, Presidente y Director General de GM Sudamérica, afirmó que la compañía exploró una serie de opciones para determinar la forma más sostenible de operar: “Después de una cuidadosa evaluación, decidimos que el modelo de empresa nacional enfocada en la comercialización de vehículos y centrada en el cliente es el camino correcto para competir en Ecuador y en Colombia en el futuro.

Chamorro también aseguró que se desarrolló un plan de cierre de los contratos laborales vigentes con beneficios muy por encima de los requisitos legales y un programa de reubicación laboral.

Lamentablemente, la planta de Colmotores, según la marca, estaba operando apenas al 9% de su capacidad total, mientras que la planta de OBB operaba al 13% de su capacidad, nada de lo cual ayudó a asegurar la sostenibilidad del modelo de negocio.

Lo anterior no significa, ni mucho menos, que General Motors abandona Colombia ni Ecuador, sino que se transformará en importadora y comercializadora de los modelos Chevrolet que, en todo caso, estaban llegando de Brasil, Estados Unidos, Tailandia y China. También se mantiene la presencia de GMICA-Isuzu (buses y camiones), GM Financial, ChevyPlan y los servicios de conectividad de OnStar.

Desde este lado de la cerca es muy triste ver cómo una empresa que ensambló y vendió carros, camiones y camionetas tan exitosos de Chevrolet como Sprint, Swift, Corsa, Super Carry, Monza, Chevette, Brigadier, NPR, Optra, Spark, Trooper, Luv, D-Max, Aveo, Alto, Beat, Sail, Vitara, Samurai, Cobalt, y por último, Joy, se despida de una actividad comercial tan importante y que a tantas familias les dio sustento, orgullo y futuro.

Luego del cierre de la planta Mazda-CCA en 2014 y del cese de la planta de GM Colmotores (que durante 60 años hizo de Chevrolet la marca líder en el mercado nacional) hoy, solamente queda la planta ensambladora de Renault Sofasa en Envigado (Antioquia), como la representante de la que fuera una sólida industria.

Intentamos ponernos en contacto con voceros de GM Colmotores para obtener más declaraciones, pero nos contestaron que su prioridad es asegurar el bienestar y reubicación de sus trabajadores y por lo tanto no estarían disponibles para los medios de comunicación.

Ahora quedan varias preguntas por resolver: Qué pasará con los terrenos de la fábrica y su zona franca, ¿podría una marca china (que tienen el dinero hoy día), aprovechar la oportunidad para comprarla e iniciar un nuevo capítulo de la fabricación de automóviles en Colombia? ¿Podríamos ver más modelos Chevrolet estadounidenses y chinos en el país y GM logrará así el éxito comercial que ha alcanzado Mazda luego del cierre de su fábrica en Bogotá?

Deja un comentario