mayo 22, 2024

Porsche 911 Sport Classic (992), la reinterpretación de un ícono

Porsche 911 Sport Classic

El nuevo Porsche 911 Sport Classic es otro ejemplo de cuando Porsche hace lanzamientos en Colombia, nos enamora a todos. Se trata de una versión especial de la estrategia comercial Heritage Design de la marca, que entendió que la nostalgia se puede mercadear muy bien. Eso sí, a Colombia solo llegaron 2 unidades de las 1.250 fabricadas. No se apuren por reservarlas, pues se vendieron apenas fueron designadas para el país.

Esta edición especial, creada por el departamento Porsche Exclusive Manufaktur (compuesto de verdaderos artesanos y herramientas clásicas para lograr sus creaciones a mano) está basada en el 911 Turbo S —pero solo con tracción trasera— busca revivir ciertas claves de los diseños de los años 60 que marcaron época en la marca de Zuffenhausen.

Vista lateral Porsche 911 Sport Classic

Por ejemplo, luce el famoso alerón tipo ducktail o “cola de pato” que tenían los 911 Carrera RS 2.7L de 1972, las franjas centrales estilo go-fast stripes o el enorme redondel para un número —el que usted quiera— en las puertas, como si se tratase de un auto que fuese a correr la Carrera Panamericana o la Targa Florio.

Otras características son la carrocería ancha (también llamada widebody, si a usted le gustan esos eufemismos), y techo de doble bóveda, que antaño servía para que piloto y copiloto pudiesen entrar en el deportivo con los cascos ya puestos. Incluso se puede ordenar con el logotipo de marca en las puertas.

Porsche 911 Sport Classic: interior cargado de historia

El tratamiento “retro” no se limita al exterior. Unas hermosas sillas en cuero Walknappa negro y semianilina en tono Classic Cognac fueron complementadas con tela de patrón “Pepita” estampado en blanco y negro que se podía encontrar en el 911 original de 1965 y también en los 356.

Pareciese pedir que solo se siente en ellas un piloto con overol de carreras tipo vintage, zapatos de cuero, casco sencillo de cara abierta y guantes de cuero e hilo. La tela también está presente en las contrapuertas.

Interior Porsche

Además, el cuadro de instrumentos trae en el centro uno de los detalles más hermosos para un carro: el tacómetro de números y franjas verdes con fondo negro y aguja blanca que se instaló en todos los 356 Speedster y que es un clásico del diseño alemán.

El mismo patrón se repite en el cronómetro Sport Chrono que va en la mitad de la cabina. Y por si fuera poco, en el millaré hay un emblema dorado de “911 Sport Classic” con la numeración, para que el pasajero no vaya a cometer el pecado mortal de olvidar en cual ejemplar va sentado.

Mecánica que despierta el deseo de pisar el acelerador a fondo

En donde lo retro y nostálgico no tiene cabida es el motor. Como es tradición, y ubicado detrás del eje trasero, este 911 Sport Classic tiene el famoso 6 cilindros bóxer de la marca, de 3.8 litros y biturbo. Los 543 HP con 600 Nm de torque son cifras más que razonables para alcanzar los 315 Km/h que la marca declara. Otro toque de modernidad es el capó, hecho en fibra de carbono.

Sobra decir que no sería un modelo digno de llamarse “Sport Classic” si no le hubiesen equipado con una transmisión manual, en este caso de 7 marchas. En un mundo automotor invadido por las cajas automáticas, manuales robotizadas o de doble embrague, este no deja de ser un elemento refrescante.

Detalle interior 911

Que las manuales no desaparezcan y sean el sello inequívoco de los conductores entusiastas. Esos a quienes no les (¿nos?) importa la aclamada eficiencia en los cambios, sino la envolvente y embriagadora experiencia de conducir, realmente, con todos los sentidos.

Y si les pareció haber visto un 911 similar antes, no se equivocan. En 2010 Porsche sacó la primera edición del Sport Classic sobre la plataforma 997, y fue un éxito tan grande , que lo que iba a ser una edición única, se convirtió en una que hará presencia en las siguientes tres generaciones.

Vista trasera Porsche 911 Sport Classic

Y aunque sus precios inicien desde los USD 450.000, claramente el mercado no se harta de un deportivo con sabor nostálgico. Este resulta ser el 911 (992) más potente asociado a una transmisión manual y curiosamente, una reminiscencia en si mismo del 911 Turbo (930) original de los años 70.

Fotos: Sebastián Peñuela