abril 22, 2024

Opel Crossland 2023, versatilidad con un toque alemán

Opel Crossland

Amplio, llamativo y listo para llevar a la familia o un viaje con amigos; así podríamos resumir nuestra más reciente experiencia con el Opel Crossland 2023. Diseño exterior, habitabilidad y equipamiento son características que por si solas no dicen mucho, pero unidas crean una receta para darles pelea a los consagrados del segmento.

El Crossland es uno de esos vehículos con los que se puede contar para las tareas cotidianas. En la ciudad —su hábitat natural— es donde mejor se mueve y en el día a día cumple. Además, el modelo de este año presenta mejoras en tecnología y su equipo de seguridad que le han venido bien.

Opel Crossland 2023

Opel Crossland 2023: la versatilidad como bandera

De puertas para adentro la sensación es de amplitud y simplicidad. La habitabilidad es un aspecto en el que Opel ha hecho escuela. Un ejemplo es el Meriva Concept de 2008 y buena parte de ese desarrollo se ha trasladado a autos más recientes del fabricante.

Si bien es cierto que la consola central luce algo anclada al pasado, cuando la marca pertenecía a GM, la vida a bordo es amena. En la cabina encontramos superficies suaves al tacto, plásticos, aunque rígidos, de buen aspecto, que contrastan con detalles en Piano Black. A la amplitud contribuye el techo panorámico completo, así que la luz del sol o una noche llena de estrellas no faltará en los viajes.

Los asientos delanteros (con certificación AGR) son firmes sin ser duros y tienen buena sujeción lateral. El desplazamiento longitudinal, la altura y la reclinación del respaldo se controlan de forma manual, mientras que el soporte lumbar es ajustable eléctricamente (conductor). Cuenta con base extensible para mayor confort de las piernas.

Encontrar una posición de manejo confortable es sencillo. Además de las opciones con el asiento, el volante se regula en altura y profundidad y la disposición de los elementos es intuitiva, todo queda a la mano. La postura elevada de las sillas —por aquello de que es un SUV— ayuda a tener una buena visual.

El Opel Crossland también se destaca por su versatilidad. Es un vehículo que sienta 5 pasajeros, pero como es usual, la banca trasera tiene una configuración más indicada para que viajen 2 personas en lugar de 3. Por otra parte, en beneficio de la comodidad o de la optimización de espacios (según la necesidad) el asiento trasero se puede desplazar en 15 cm.

Este crossover, con silueta de monovolumen, mide 4,23 metros de largo. Su baúl tiene una capacidad de 410 litros, que se puede ampliar hasta los 1.255 litros con la fila trasera abatida (proporción 60/40).

Equipamiento

¿Qué se va a encontrar en el Opel Crossland? Ni bien se acerque al vehículo los seguros van a ‘saltar’ ya que tiene apertura sin llave. Ya adentro lo recibe un volante multifunción en cuero, un instrumental clásico con medidores análogos y computador en el centro que proyecta información de consumo, autonomía y velocidad.

También dispone de un sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Mismo display en el que se visualiza la imagen de la cámara de estacionamiento trasera.

Otros elementos que hacen parte del equipamiento del Crossland son el espejo retrovisor electrocromático, el climatizador bi-zona, los espejos de ajuste eléctrico, limpiaparabrisas con sensor de lluvia y elevavidrios delanteros y traseros eléctricos de un solo toque y anti-pinzamiento (de los que no machucan).

Otro buen detalle es que todavía hay botones y perillas para gestionar algunas funciones del vehículo, así como una palanca de cambios tradicional y freno de mano mecánico.

Interior Opel Crossland

Estética ‘nada convencional’

Desde su llegada al país Opel se presentó como una marca nada convencional, el Crossland representa bien este concepto. Su diseño es bien teutón, de aspecto sólido, con un enfoque SUV bien marcado, pero con la silueta de un monovolumen.

Por supuesto, adelante exhibe el nuevo lenguaje de diseño de la marca con su parrilla carenada en negro y el icónico ‘Blitz’ en el centro. El Opel Vizor se integra con los faros delanteros en forma de ala para las luces diurnas en LED. El carácter se acentúa con los apliques cromados en forma de ‘C’ a los lados del parachoques y que enmarcan las exploradoras. Estas últimas también en LED.

Visto de costado, el contorno cromado de las ventanas que desciende hasta atrás separa la parte superior de la parte inferior. Esto da la sensación de ‘techo flotante’ y alarga visualmente la carrocería. El conjunto se complementa con unos rines bi-tono de 17 pulgadas (para la versión Elegance que tuvimos de prueba).

En la sección trasera resaltan el pequeño spoiler trasero —integra el tercer Stop— que se asoma del techo, las luces traseras oscurecidas también en LED con el diseño de doble ala y el prominente parachoques con la protección visible para los bajos del vehículo.

De paseo por la ciudad

Al Opel Crossland lo anima un motor tres cilindros turbo PureTech de 1.2 litros que entrega 110 HP y 205 Nm de torque. Para un vehículo de su tamaño —apenas supera los 4 metros— y peso, y que se moverá principalmente en lo urbano son números suficientes.

De hecho a nivel de consumo es bastante eficiente (unos 45 Km / galón). Cosa que nuestros bolsillos agradecerán porque la marca recomienda encarecidamente tanquearlo con gasolina extra.

Como es usual en los motores turbo sufre de lag, pero no tanto para afectar la marcha. El escalonamiento de los cambios de su transmisión automática de 6 velocidades es adecuado, aunque sobrado tampoco va. El Crossland es de tracción delantera.

Motor Opel Crossland

Es un auto fácil de llevar por las calles de la ciudad y responde bien cuando se le exige en carretera. Tiene suficiente potencia para hacer adelantamientos sin inconveniente y no lo va a dejar mal parado.

Su manejo no requiere esfuerzo, la dirección electroasistida es precisa. El esquema de suspensión (independiente tipo McPherson adelante y eje semi-rígido atrás), es algo duro y se llegan a sentir las irregularidades del terreno. Es algo a mejorar porque le quita un poco de confort a una marcha que en general es muy cómoda.

El Crossland cuenta con frenos de disco en las cuatro ruedas (ventilados adelante y sólidos atrás) y estos trabajan en conjunto con el sistema antibloqueo, el repartidor electrónico de frenado y la asistencia al frenado de emergencia. Así que, al igual que la aceleración, la frenada es fácil de controlar y no ofrece sobresaltos.

Opel Crossland 2023: seguridad

El crossover compacto de Opel recibió hace poco una actualización a su equipamiento de seguridad, algo que le exigía su categoría. La versión Elegance equipa 6 airbags, controles de estabilidad y tracción, Hill Assist (arranque en pendientes), monitor de presión de llantas, anclajes ISOFIX y alerta por cambio de carril.

Para ponerse al día este modelo sumó algunas asistencias avanzadas a la conducción como la alerta de conductor somnoliento, alerta de colisión frontal, frenado automático de emergencia y detección de peatones. Así mismo, dispone de ParkAssist, un asistente semi-autónomo para facilitar las maniobras al estacionarse.

Nos gustó / Nos gustaría

  • El confort de marcha y la vida a bordo
  • El consumo de combustible
  • La incorporación de asistencias avanzadas a la conducción
  • Tres verdaderas plazas atrás
  • Una apariencia más actual del interior
  • Mejor sensación de la suspensión

Fotos: Enrique Mathieu / David Sánchez